Cuáles son los beneficios de la automatización de la logística

¿Cuáles son los beneficios de la automatización de la logística?

Implantar soluciones tecnológicas que permitan automatizar los procesos logísticos supone una gran ventaja competitiva para la empresa, sobre todo porque así evita seguir llevando a cabo tareas repetitivas que, en ocasiones, suponen una fuente de errores y costes de más, además de impedir que los empleados dediquen su tiempo a acciones más relevantes para la compañía. 

En una época en la que reina la inmediatez, es importante para la empresa aumentar su capacidad estratégica y decantarse por sistemas que permitan optimizar los procesos logísticos, con precisión y completa trazabilidad del producto, para poder adaptarse con rapidez a la demanda.

¿Qué consigue la empresa automatizando los procesos logísticos?
  • Disminución de costes derivados de una gestión manual de los artículos almacenados, así como los derivados de los errores a la hora de preparar los pedidos.
  • Evita errores comunes a causa del factor humano, ya que una solución tecnológica que automatice los procesos garantiza la erradicación de errores en la ubicación, el transporte y el almacenaje de las existencias.
  • Mayor rendimiento en los procesos de recepción, almacenaje y expedición de artículos y visibilidad completa en tiempo real, lo que ayudará a verificar que todo esté bajo control.
Marino ERP, un software de gestión que automatiza la logística de tu empresa

Marino ERP es un software de gestión empresarial que no solo facilita la organización interna de tu empresa, sino que también mejora su capacidad estratégica y competitiva integrando todas las áreas de gestión, como la comercial, financiera, fabricación, SAT, Business Intelligence, CRM, TPV, etc.

Marino ERP cuenta con un módulo específico de logística y almacenes que tiene como principal objetivo garantizar la organización y la optimización de procesos, para no cometer errores y trabajar con precisión y agilidad. Este módulo abarca los tres procesos clave: la recepción, el almacenaje y la expedición de los artículos, dando cobertura así a todas las necesidades logísticas con las que cuente la empresa.